Inversión inmobiliaria durante la crisis - Grupo Axion Inmobiliaria
 

Inversión inmobiliaria durante la crisis

Inversión-inmobiliaria

Inversión inmobiliaria durante la crisis

Sin duda que el estallido social y la crisis ha traído incertidumbre a nivel nacional en todo ámbito, en especial sobre qué pasará con nuestra economía. Para 2019,  la proyección de crecimiento bajó de un rango de 2,25% a un 1,0% y la estimación de 2020 apunta a un crecimiento de entre 0,5 y 1,5%.

La incertidumbre llegó hasta nuestros bolsillos con la pregunta si es o no seguro invertir en estos periodos y dónde,  ya que la lógica para muchos sería simplemente resguardarse y esperar a que todo pase.

Según la empresa Activo Más Inversiones, especializada en asesorías de inversión inmobiliaria y educación financiera, explica que en las crisis no hay lugar más seguro para el dinero que la tierra, pudiendo incluso generarse  posibilidades de ganar aún más dinero de lo que ocurriría en un periodo normal.

“Las crisis se han vivido en toda la historia y se seguirán viviendo, sean económicas, políticas o sociales, pero lo importante aquí no es si existen crisis o no, sino qué es lo que hacemos cuando hay crisis. Los verdaderos inversionistas sofisticados que realmente saben al respecto, compran e invierten en  momentos de crisis ya que se generan mejores oportunidades, debido a que la gente que no puede comprar debe arrendar, y por lo tanto la demanda por arriendo aumenta como así sus precios”, comentó el CEO del broker, Eduardo García Monardes.

Según García, los bienes inmuebles han sido históricamente un refugio por su estabilidad y continúa el alza, lo que hace que en tiempos de incertidumbre económica se muestren como una opción sólida para invertir. El experto comenta que antes de tomar cualquier decisión,  es necesario tener en cuenta los siguientes factores:

  1. Las tasas: es importante tener en cuenta el comportamiento que tendrán los créditos hipotecarios y sus tasas. A raíz del estallido las tasas subieron y dejaron de ser “históricamente bajas”. Sin embargo,  a la fecha,  están lejos de ser tasas altas. El consejo aquí es, por lo tanto,  apalancarse al mayor plazo posible y así pagar un monto mensual menor que el dividendo.
  2. Plusvalía: comprar propiedades es una inversión a futuro. Lo que compras hoy, subirá alrededor de un 10% anual, lo que significa un 100% en 10 años.
  3. Demanda: se ha mantenido estable e incluso según un estudio de Techo y Mercado Libre Clasificados, en 2007 la demanda por departamentos alcanzaba el 59%, y en 2017 llegó al 78%, lo que significa que no tendrás problema en conseguir arrendatarios y sí tendrás el dinero para pagar el dividendo, pudiendo incluso dejarte dinero mensual para tu bolsillo.
  4.  Inviertes en UF:  esta se regula a través del IPC contrarrestando la inflación, por lo que tu dinero no pierde su valor en el tiempo.
  5. Beneficios tributarios asociados a las propiedades, como el DFL 2 y 55 Bis.
  6. Te quedas con un patrimonio heredable y ahorras para tu jubilación.

“El llamado es a hacer lo que el resto no hace. Si no queremos estar como la mayoría de la gente que no puede dejar de trabajar y que sigue esclava de su mala deuda, debemos actuar y hacer lo que el resto no hace. Esto es ahorrar, invertir y generar activos que nos den respaldo y libertad. En tiempos de crisis, es donde están las oportunidades” concluyó García.

Fuente: Prensa