Comprar un departamento como inversión - Grupo Axion Inmobiliaria
 

Comprar un departamento como inversión

comprar-departamento-inversión

Comprar un departamento como inversión

Comprar una vivienda a modo de inversión, es asegurar una renta a futuro; y tener así un ingreso permanente y estable.

Ello, además, ha estado marcado en el último tiempo por un entorno favorable ante la baja en las tasas de interés para créditos hipotecarios.

Sin embargo, al momento de invertir en una propiedad es importante considerar algunos factores, como estos cinco que te mencionaremos a continuación:

1. Antecedentes de la inmobiliaria

La trayectoria, experiencia, conocimiento del mercado y asesoría que se entregue, son quizás los ítems más importantes a la hora de elegir en qué inmobiliaria comprar para invertir.

El inversionista es una persona práctica, con poco tiempo y orientado a resultados y es importante para él que la empresa le responda y que le entregue respaldo a su inversión.

Además, un proyecto de marca seria y reconocida tiende a ser más valorado y demandado por el mundo de los arrendatarios.

2. Ubicación del proyecto

Otro de los puntos importantes a considerar es la ubicación de la futura inversión que va a comprar, ya que esto con lleva diversos factores para un posterior arriendo.

Elegir un departamento que quede cerca de estaciones del metro o transporte público, como comercio y una oferta de servicios tales como hospitales, colegios y universidades, es un componente clave a la hora de captar arrendatarios, ya que asegurará o no, una rentabilidad promedio de tu compra a futuro.

“Estar en zonas con estas características hace que sus habitantes puedan mantener una vida urbana que reúne todo lo necesario para no alejarse de la comuna, aumentando la calidad de vida de los ciudadanos”.

3. Tipología del departamento

Elegir el tipo de departamento adecuado y que cuente con buenos niveles de demanda a la hora de comprar es otra de las claves.

Actualmente, los que están generando más interés y por lo mismo, se arriendan más rápido, son los estudio, de 1 y dos dormitorios, tipo paloma.

Este último tiene la ventaja que, al tener dos habitaciones del mismo tamaño, es preferido por estudiantes y profesionales jóvenes que quieren compartir, pero sin perder la independencia y privacidad de los espacios.

A esto se suma que quienes los demandan son arrendatarios estables, lo que otorga una tasa de vacancia más baja, haciéndolos seguros y cómodos para el inversionista.

4. Espacios comunes

Un factor importantísimo a la hora de invertir es conocer hasta el más mínimo detalle de los espacios comunes que posee el edificio, ya que es una decisión que influye en el futuro arriendo de los inmuebles.

Contar con salas multiusos, gimnasios equipados, terrazas panorámicas o quinchos con gran amplitud para realizar actividades de recreación que requieran de espacios más grandes, siempre son muy valorados por los arrendatarios.

5. Rentabilidad

Sin lugar a dudas, la rentabilidad de un nuevo departamento es un ítem que genera bastantes expectativas.

Por lo mismo, se debe investigar con expertos, para que ayuden a elegir correctamente.

Existe la rentabilidad dura, que es cuánto se puede obtener por metro cuadrado, sin embargo, la realidad es que existen periodos de vacancia que, de acuerdo a la inmobiliaria y ubicación, varían en el tiempo de vacancia y eso influye en la ganancia final.

Lo anterior va en línea con el punto número uno, pues la calidad y respaldo de la inmobiliaria, por ejemplo con la post venta, son fundamentales para prevenir posibles vacancias, y la calidad de la construcción ayuda al menor desgaste de la materialidad del departamento debido a la rotación de arrendatarios.

Fuente: Bio bio chile