Viviendas que se adapten a niños y jóvenes - Grupo Axion Inmobiliaria
 

Viviendas que se adapten a niños y jóvenes

Niños-y-jovenes

Viviendas que se adapten a niños y jóvenes

Barandas más altas, paredes para poder rayar con tiza, nuevas formas de diseñar las plazas públicas, adaptar la corriente eléctrica, bicicleteros, son parte de las recomendaciones de la guía que está enfocada en la ciudadanía, pero que tiene guiños para las inmobiliarias y municipios. 

Cambios en la vivienda y en los espacios públicos, entre otros elementos, son parte de una nueva guía de construcción y equipamiento enfocada en niños y adolescentes que acaba de lanzar el Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu).

La propuesta pone la mirada sobre cómo interactúa, vive y juega este grupo en nuestras ciudades. Por ejemplo, en el ámbito de los hogares, el Minvu se enfoca en promover un equipamiento y modificaciones que hagan de la vivienda un espacio seguro y cómodo. Si bien en la presentación del texto se detalla que son recomendaciones para la ciudadanía, sin duda los invitados a tomar en cuenta el documento son principalmente, las municipalidades e inmobiliarias.

En esa línea, el documento pone énfasis en las terrazas de los departamentos, donde la sugerencia es aumentar la altura de baranda por medio de barras extras. “Se trata de un primer paso hacia la seguridad de nuestros niños y niñas, pero queremos ir más allá. Por eso, estamos estudiando la normativa existente”, dice el ministro de Vivienda, Cristián Monckeberg.

Para los niños entre 0 y 8 años, el documento, que detalla el paso a paso para construir, costos y cantidad de materiales, propone, por ejemplo, la instalación de una pizarra de tiza en la pared para que “puedan rayar las paredes sin culpa”. También se sugiere la construcción de un pozo de arena en el patio.

Ya pensando en los más jóvenes, la guía indica que en caso de existir solo un baño en la casa, se construya otro para dar más privacidad a este grupo que no tan solo usa este espacio para las necesidades básicas, sino que también para arreglarse y buscar su identidad. Siguiendo en ese grupo, el uso de smartphones, consolas de videojuegos, tablets y notebook requiere que la capacidad eléctrica de abasto entre tanto cargador. La propuesta es fortalecer el cableado interno y agregar más enchufes.

Pero no todo está enfocado en la entretención. El Minvu insta a realizar cambios que aprovechen el espacio para instalar un escritorio plegable para que cuando no se esté usando pueda ser guardado y quedar pegado a la pared. Otra de las recomendaciones es hacer de los dormitorios una plataforma multiuso, donde cada cama del camarote tenga luz propia y cortina para mayor privacidad de los niños y jovenes.

Plaza educativa

La guía, que se enmarca en la agenda de la infancia que busca promover este gobierno, también mira a lo que pasa afuera del hogar, donde el juego es visto como una oportunidad para ayudar en el aprendizaje y sociabilizar. A esto, el documento lo llama plaza educativa y consiste en una infraestructura que por medio de colores, texturas, sonidos y aromas busca desarrollar los sentidos de los niños. Mientras que para los jóvenes la propuesta va en la construcción de espacios aptos para el baile, con espejos para que mejoren la coreografía.

También hay recomendaciones pensadas en niños y adolescentes con movilidad reducida. “La guía da algunas referencias que son muy adecuadas para los presupuestos actuales. No hay ningún municipio que no tenga esos recursos”, dice el gerente general de Fahneu- empresa dedicada a fabricar juegos infantiles y equipamiento para niños en espacios públicos-, Diego Aguilar.

En el equipamiento comunitario la sugerencia es la instalación de bicicleteros y adaptar las sedes sociales con mudadores y paredes con muro interactivo para todos los niños.

Por otro lado, la académica de la escuela de Diseño de la Universidad Católica, Patricia Manss, plantea sus preocupaciones de que no se detalle los insumos que sirvieron para elaborar la guía y cree le falta “una aproximación más universal respecto a otros factores como iluminación, territorio, comunidad y seguridad”.

Desde la cartera apuntan que los temas tratados en la guía por ahora son recomendaciones, pero que a futuro trabajaran en algunas para darle un tono normativo.

Fuente: La tercera