Balance inmobiliario resulta en positivo el primer semestre y ven que alza seguirá el resto del año - Grupo Axion Inmobiliaria
 

Balance inmobiliario resulta en positivo el primer semestre y ven que alza seguirá el resto del año

rentabilidad departamentos llaves dinero inversiones

Balance inmobiliario resulta en positivo el primer semestre y ven que alza seguirá el resto del año

Aunque con cautela, producto de las presiones externas como la guerra comercial e internas debido a las cifras económicas peor que lo esperado, empresas del rubro manejan buenas expectativas para lo que resta del año. Confían en que las bajas tasas beneficien la venta de viviendas.


Un positivo balance es el que hacen varias inmobiliarias respecto al desempeño que tuvo el mercado durante el primer semestre del año. Cuentan que, pese al contexto con expectativas a la baja producto de los temores externos provocados por la guerra comercial, un ambiente político interno tenso y cifras económicas bajo lo esperado, tuvieron un buen inicio de año, dado que los objetivos trazados lograron concretarlos.

Aunque con cautela, un grupo de ejecutivos del sector inmobiliario tiene confianza y buenas expectativas para la segunda mitad del año, y espera cerrar 2019 con un balance positivo. Esto, porque en un escenario de bajas tasas de los bancos, configura un mejor escenario para el sector, pese a presiones que, dicen, son a causa de la incerteza jurídica que se ha transformado en una encrucijada para el sector.

Mauricio Zamora, gerente general de Inmobiliaria Desco, proyecta que habra un buen balance para el segundo semestre “un leve incremento de las ventas de vivienda, pero nada importante”. En cuanto a los precios, eso sí, cree que “podría darse una leve alza, debido a las crecientes presiones inmobiliarias”. Explica que la oferta ha ido disminuyendo y la demanda por viviendas ha crecido levemente, por lo que los precios deberían tender naturalmente a subir; sin embargo, estima que este incremento será moderado.

Pablo Hachim, gerente general de Inmobiliaria Almagro, asegura que mantiene la visión inicial que se plantearon para este año, en la que visualizaron que los fundamentos económicos de la demanda habitacional permanecerían estables en relación al 2018, pero con un leve sesgo a la baja producto de un escenario económico global y local levemente más débil. Más allá de esta combinación de factores, dice Hachim, “enfrentamos una demanda sólida, tanto residencial como de inversión y debiésemos de terminar el año cumpliendo o sobrecumpliendo los presupuestos de venta”.

Respecto a los elementos que puedan jugar a favor o en contra en el semestre, Rodrigo Boetsch, gerente general Inmobiliaria Boetsch, ve con buenos ojos cómo se han ido despejando algunos problemas administrativos y de permisos. “Esperamos que esta tendencia siga y la incertidumbre jurídica se vaya despejando, de manera que la venta se agilice y lleguen nuevas inversiones al sector”, indica.

Cristián Armas, gerente general de Empresas Armas, dice que, sin duda, un elemento muy positivo son las bajas tasas de interés para los créditos hipotecarios que está ofreciendo el sistema financiero, las que están en mínimos históricos. Otro punto para sacar cuentas alegres, plantea, “es la plusvalía que están teniendo las propiedades en Chile, lo que seguirá por al menos dos o tres años más, lo que beneficia a inversionistas y propietarios”.

Zamora también destaca las actuales tasas hipotecarias, aunque pone la alerta en el problema que percibió en la primera mitad de año, la incerteza jurídica que provoca la demora en solicitar y aprobar permisos. “Este escenario también afecta a los compradores finales, que deben dilatar por meses la recepción de su vivienda”.

Fuente: La tercera